viernes, 8 de diciembre de 2017

HTL6

Después de la despedida toca hacer balance de la visita y estancia en un centro que, aunque solo compartimos el ciclo superior de informática, tiene inquietudes similares al nuestro y aspira a una formación de calidad en paralelo con las empresas. Para ello hemos observado unas magníficas instalaciones, la última es un aula multimedia que, aunque no está en el currículum, han decidido instalar por la influencia del centro Comenius de Valencia que tiene ciclos de diseño. Los proyectos del alumnado dentro del propio centro y a nivel internacional han recibido, además de premios y reconocimientos, fondos europeos para financiar ideas creativas y recursos, siempre con el logo del centro.



Es un centro donde se respira tranquilidad y respeto, limpieza y orden, organización y buen ambiente entre el alumnado y con los docentes. También observamos que además de la creatividad se potencia la autonomía.



Observamos muchas aulas polivalentes y aulas taller. Para el mismo número de alumnado que en Cuatrovientos, unas 500 personas, el claustro es de 65 docentes, los desdobles son muy numerosos, las clases tienen una ratio de un docente para 14 o para 8 personas en algunos casos, con la mitad o un tercio del grupo respectivamente. También existen las clases de 24 personas cuando no hay proyecto o taller.




 


 
Además de exponer los diferentes trabajos y proyectos, casi todo el centro se puede explicar gracias a los paneles y expositores que aparecen por diferentes espacios de la galería. 




Como podéis observar en las imágenes, los radiadores son idénticos a los de Cuatrovientos y en algunas paredes también hay graffitis.

 Os dejamos con un pequeño vídeo de Wolfsberg o montaña del lobo, danke!!!





No hay comentarios:

Publicar un comentario