jueves, 8 de diciembre de 2016

memorias del sahara VII

Hoy hemos mirado el termómetro a la mañana y la temperatura no es de 12 grados como podíamos pensar, el termómetro marcaba 2 grados. Todas las semanas dentro del recinto en el que nos encontramos hay una reunión informando sobre diferentes aspectos a nivel internacional que pudieran suponer una amenaza o un atentado, es decir, un riesgo para los expatriados que se encuentran aquí. Los edificios oficiales y el de cooperante expatriados tienen un muro de tierra en el perímetro exterior que se completa, en algunos de ellos, con un muro y una entrada con personal de seguridad de la ASP (Agecia Saharaui de Protección).


Todas estas medidas se introdujeron a partir del año 2011, cuando se produjo el secuestró a tres cooperantes durante 9 meses. La autoría del mismo se atribuyó a AQMI (Al Quaeda del Magreg Islámico), ha sido el único, pero no menor, incidente en 40 años de vida de la República Saharaui. A partir de ese momento las condiciones para los cooperantes cambiaron. Existe un libro de salida y otro de entrada, para reflejar los movimientos de todos ellos, que el personal de seguridad registra en una base de datos (nombre, pasaporte, organización, hora, destino y firma). 

Actualmente existen 30 personas dedicadas a la cooperación, dentro del espacio en el que estamos, pertenecientes a unas 14 organizaciones (ojos del mundo, médicos del mundo, cruz roja, oxfan, triangle, cisp, handicap internacional, médicos internacional, entre otras). Las fechas en las que hemos realizado el viaje son aprovechadas por muchas familias españolas para venir a visitar a las familias de los niños y niñas (entre 8 y 12 años) que acogen durante el verano dentro del programa de vacaciones en Paz.



Hoy es viernes en el mundo islámico, terminamos la evaluación hablando con personal de la BdT, En la base trabajan 46 personas, entre ellas hay tres mujeres. Hoy hemos hablado con una de ellas, en la entrevista hemos tenido ayuda para la traducción (del hasanía o dialecto árabe al castellano) de Mustafa, adjunto contable junto con Juanjo, persona de ATTsF que lleva aquí desde enero y terminará su trabajo como expatriado cuando cumpla 18 meses de estancia. Por otro lado Mustafa es un cubanaui (saharahui que estudió su carrera en cuba), nos explica que duplican la proporción que se han marcado del 3% de mujeres contratadas en la empresa y nos sitúa en cuanto a la dificultad para una mujer saharaui de trabajar en primer lugar y de hacerlo de forma estable, en segundo lugar. Podemos añadir que una de ellas sigue trabajando incluso con un hijo, aspecto que es destacado por Mustafa en la introducción a la entrevista con Anma Salec (Recursos Humanos). Además están Nuwava Alí (Recursos Materiales) y Najwa Mahamed (asistente de dirección). 

Además nos hemos entrevistado con el jefe de logística, jefe de almacén y jefe de taller, este último tiene 11 personas a su cargo. Para no aburriros más queremos destacar tres aspectos claves en este proyecto: la flota de camiones duerme en la base, el repostaje de gasoil es filtrado, medido y custodiado y, por último, el mantenimiento programado, regular y sistemático de los vehículos.







Después de las entrevistas hemos ido a la marsa de Rabuni, "lugar donde se compra" como podéis ver en las fotos, ya que no tendría una traducción o comparación posible. Además de pan, plátanos y algo de verdura, hemos comprado un bocata para comer de pollo al curri con ensalada y patatas fritas por un euro y medio.
































No hay comentarios:

Publicar un comentario